Información general

RECOMENDACIONES PARA PESQUISA OFTALMOLOGICA EN NIÑOS

Una buena visión es clave para el desarrollo psicofísico del niño, el éxito en la escuela y el bienestar general. El sistema visual no se desarrolla completamente en los bebés y niños pequeños, y la igualdad de los estímulos de ambos ojos es necesaria para que el centro de la visión en el cerebro se desarrolle con normalidad. Si los ojos de un niño pequeño no pueden enviar imágenes claras al cerebro, su visión puede llegar a ser limitada de manera que no se pueda corregir más adelante en la vida. Pero si se detectan problemas a tiempo, por lo general es posible tratar de manera efectiva.

Un examen completo de los ojos puede facilitar el diagnóstico de problemas visuales. Esto implica el uso de gotas para los ojos para dilatar la pupila, lo que permite una investigación más a fondo de la salud general del ojo y el sistema visual.

Se aconseja que todo niño hasta los 14 años al que se le realice un examen visual, sea revisado por un Oftalmólogo Infantil o capacitado en detección de patología oftalmológica pediátrica.

Nos comprometemos en promover capacitaciones (incluso certificadas) en este aspecto, y promover rotaciones y/o cursos durante la formación en especialidad y ofrecerlos luego de la formación.

 

  • Recién Nacidos prematuros menores de 32 semanas de edad gestacional y/o menos de 1500 g de peso al nacer. O Recién nacidos prematuros con edades gestacionales comprendidas entre las 33 y las 36 semanas inclusive, de cualquier PN, que hayan requerido oxígeno o presenten otros factores de riesgo en algún momento entre su nacimiento y el egreso hospitalario. Deberán ser incluidos en la pesquisa de ROP siguiendo la Guía de Práctica Clínica para la prevención, diagnóstico y tratamiento de la retinopatía del prematuro (ROP)18-19

 

  • En la primera semana de vida se realiza examen oftalmológico si el paciente cumple o presenta  los siguientes factores de riesgo:
  • Enfermedades maternas durante el embarazo
  • Enfermedades TORCH
  • Enfermedades heredo-familiares
  • Nacidos antes de las 38 semanas de edad gestacional
  • Nacidos en zonas de enfermedades endémicas

 

Se debe realizar evaluación de ojo externo, dilatación pupilar y fondo de ojos con gotas para ojos de tropicamida y fenilefrina, con el fin de valorar transparencia de medios y retina con oftalmoscopio binocular indirecto.

  • En niños nacidos sin factores de riesgo se realiza examen entre el nacimiento y el primer trimestre de vida.

 

Fundamental descartar patología congénita que impida el desarrollo normal de la visión y permitir tratar a tiempo para un mejor pronóstico visual.
Se debe realizar evaluación de ojo externo, dilatación pupilar y fondo de ojos con gotas para ojos de tropicamida y fenilefrina, con el fin de valorar transparencia de medios y retina con oftalmoscopio binocular indirecto.4

 

  • Todos los niños incluidos en el punto uno, dos y tres deberán ser examinados seis meses después del primer control realizado.

 

Fundamental descartar patología que impida el desarrollo normal de la visión y permitir tratar a tiempo para un mejor pronóstico visual.1-19

 

En este examen se incluirá: Test del reflejo rojo, fijación y seguimiento, motilidad ocular, fondo de ojos con oftalmoscopía binocular indirecta y esquiascopía bajo dilatación pupilar (gotas para ojos de fenilefrina y tropicamida)

  • Entre los 18 a 24 meses se debe realizar examen de refracción, test del reflejo rojo, fijación y seguimiento, motilidad ocular, fondo de ojos con oftalmoscopía binocular indirecta y esquiascopía bajo dilatación pupilar (gotas para ojos de fenilefrina y tropicamida).

 

Fundamental descartar patología prevalentes a esa edad, como retinoblastoma, estrabismo y ambliopía entre otros.1-6,7-17

 

  • Entre los 3 y 4 años, el examen se incluye motilidad ocular, test de agudeza visual con cartilla de optotipos infantiles de lejos y cerca, fondo de ojos con oftalmoscopía binocular indirecta y esquiascopía o autorrefractometría bajo dilatación pupilar. (gotas para ojos de fenilefrina y tropicamida).

 

Fundamental descartar patología prevalentes a esa edad, como ametropía, estrabismo y ambliopía entre otros.2-5-6

 

  • Entre los 5 y 6 años el examen se incluye motilidad ocular, test de agudeza visual con cartilla de optotipos infantiles de lejos y cerca, fondo de ojos con oftalmoscopía binocular indirecta y esquiascopía o autorrefractometría bajo dilatación pupilar. (gotas para ojos de fenilefrina y tropicamida).

 

Fundamental descartar patología prevalentes a esa edad, como ametropía, estrabismo y ambliopía entre otros.1-4-5

 

  • El examen se repetirá cada 2 años en niños sanos.3-6
  • En niños con patología detectada o patologías familiares el seguimiento subsiguiente quedará a criterio del oftalmólogo.

 

Sociedad Mundial de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo

Declaración de Consenso de Miopía

Prevalencia:

La Miopía es el trastorno del ojo humano más común en el mundo, que afecta 85% a 90% de los adultos jóvenes en algunos países Asiáticos como Singapur y Taiwán, y entre 25% y 50% de los adultos en los Estados Unidos y Europa. A diferencia de las poblaciones occidentales, donde la prevalencia de la miopía es baja (<5%) en niños de 8 años o menos, en los niños Asiáticos hay una prevalencia de miopía significativamente mayor, que afecta al 9-15% de niños en edad preescolar, 24.7% de niños de 7 años, 31.3% de niños de 8 años y 49.7% de niños de escuela primaria de 9 años en Singapur. En los niños de 12 años, la prevalencia de la miopía es del 62% en Singapur y del 49,7% en Guangzhou, China, comparado con 20.0% en los Estados Unidos, 11.9% en Australia, 9.7% en la India urbana y 16.5% en Nepal.

Costo:

El costo económico mundial anual de la miopía se estima en US$ 268 mil millones. No solo hay una carga socio-económica importante, sino que hay un aumento significativo de posibilidades de desarrollar maculopatía miópica, desprendimiento de retina, cataratas y glaucoma, incluso con niveles bajos y moderados de miopía y estas chances aumentan aún más con niveles más altos de miopía.

Factores genéticos:

La evidencia apoya la heredabilidad de las formas no sindrómicas de miopía, especialmente para la miopía de alto grado (-5 D o más) y los estudios de asociación genomica (GWAS) han identificado más de 20 loci asociados para la miopía.

Factores ambientales:

(1) Tiempo al aire libre: en los niños de Singapur y Australia, el tiempo total pasado al aire libre, como variable independiente, se asoció con una menor refracción miope, implicacando un efecto protector de la actividad al aire libre. Los ensayos clínicos para programas de intervención con mas tiempo al aire libre para reducir la incidencia de miopía han mostrado resultados prometedores.

(2) El trabajo visual de cerca se encuentra asociado con la prevalencia de la miopía en los niños de Estados Unidos, Australia y Singapur. Sin embargo, las relaciones temporales definitivas para la exposición (al trabajo de cerca) y la enfermedad (la miopía) no se pueden establecer siempre a partir de los datos de los estudios transversales. Entre los estudios de cohortes, la actividad visual de cerca se encontró asociada con miopía incidente entre niños estadounidenses y australianos, pero no en niños singaporenses, taiwaneses o británicos. La evidencia reciente sugiere que la intensidad del trabajo de cerca, es decir, la lectura sostenida a una distancia más corta (menos de 30 cm) con menos pausas, puede ser más importante que el total de horas de trabajo cercano.

Intervenciones para retrasar la progresión de la miopía

Qué es lo que no funciona.

Corrección insuficiente: Los datos de ensayos clínicos prospectivos sugieren que la corrección insuficiente (hipocorrección) de la miopía, o bien aumenta, o no tiene efecto, en la progresión de la miopía. La subcorrección no retrasa la progresión de la miopía y ya no debería recomendarse.

Lo que probablemente no funciona

Bifocales: ensayos clínicos aleatorios, en los EE.UU., Finlandia y Dinamarca no mostraron una disminución importante de la miopía con bifocales solalmente. Los únicos resultados prometedores de una reducción del 40% fueron informados por Cheng et al. en un grupo de niños canadienses de origen chino, pero estos no han sido corroborados en otros estudios.

Lentes progresivos (multifocales): el uso de lentes de adición progresiva ha producido relativamente pequeños efectos de tratamiento. El estudio COMET, un ensayo clínico multicéntrico, aleatorizado, a doble ciego, concluyó que el efecto del tratamiento global ajustado a los 3 años fue estadísticamente significativo, pero no clínicamente significativo. Además, los efectos del tratamiento disminuyeron a los 3 años, y aún más después de 5 años.

Lentes de Contacto: algunos ensayos clínicos aleatorizados demostraron que las lentes de contacto blandas y las lentes rígidas gas permeables no eran efectivas para retrasar la progresión de la miopía. En el estudio de lentes de contacto y progresión de la miopía (CLAMP), hubo una diferencia estadísticamente significativa en la progresión de la miopía en el grupo de lentes gas permeables comparado con el grupo que utilizó lentes blandas. La mayor parte del efecto terapéutico encontrado fue durante el primer año. Sin embargo, el cambio del largo axial luego de  tres años no fue significativamente diferente entre ambos grupos. Estos resultados sugieren que la disminución de la progresión miópica se debió principalmente al aplanamiento de la córnea y no a la verdadera ralentización de la miopía, que puede ser reversible con la interrupción del uso de lentes gas permeables.

 ¿Qué podría funcionar?

Ortoqueratología: En la ortoqueratología el paciente lleva lentes de contacto de geometría inversa durante la noche para aplanar temporalmente la córnea y proporcionar una visión clara durante el día sin anteojos ni lentes de contacto. La reducción en la miopía (hasta -6 D) se logra mediante el adelgazamiento epitelial central de la córnea, el epitelio medioperiférico y el engrosamiento estromal. Desafortunadamente, se han reportado más de cien casos de queratitis microbiana severas relacionada con la ortoqueratología desde 2001. Los ensayos clínicos aleatorizados de control de la miopía mediante ortoqueratología demostraron significativamente un crecimiento del largo axial más lento en los niños que usan estos lentes de contacto, al compararlo con los niños que usan lentes de visión única. Estas lentes de contacto se pueden utilizar para corregir el error de refracción central y simultáneamente dejan una imagen borrosa miope periférica, que puede actuar como una señal putativa para ralentizar la progresión de la miopía. En general, la ortoqueratología resulta en una reducción de aproximadamente 40% en el progresión de la miopía, aunque no hay un buen estudio controlado a largo plazo que demuestre un efecto sostenido de control de la miopía, y no hay datos sobre los efectos al finalizar el tratamiento.

Desenfoque retiniano periférico: se está acumulando evidencia del papel de la retina periférica en el desarrollo de los errores de refracción, y mediante estudios humanos iniciales que involucran principalmente caucásicos se sugiere una asociación entre la hipermetropía periférica y la miopía axial. El Estudio de Refracción Periférica en Niños Preescolares (PREP) de Singapur, y el Estudio Colaborativo y Evaluación Longitudinal de Etnicidad y Error Refractivo (CLEERE) mostraron que la hipermetropía periférica relativa tuvo poca influencia sobre el riesgo de inicio de miopía, la progresión de la miopía o la elongación axial. Incluso estudios clínicos en humanos con estrategias de tratamiento dirigidas a reducir el desenfoque hipermetrópico retinal periférico, no hubo diferencias estadísticamente significativas en las tasas de progresión de la miopía entre los niños que usaron uno de los tres nuevos lentes para gafas que disminuyeron la hipermetropía periférica relativa y aquellos que usaron el lente convencional de visión simple. Sin embargo, para niños de 6-12 años cuyos padres son miopes, uno de los tres lentes reduce significativamente la progresión de la miopía cuando se analizan las tasas más altas de progresión.

¿Qué funciona?

 Gotas para los ojos, Atropina: La Atropina bloquea los receptores muscarínicos de forma no selectiva. Los receptores muscarínicos se encuentran en el músculo ciliar, la retina y la esclera en humanos. Aunque aún no se conoce el mecanismo exacto de la atropina en el control de la miopía, se cree que la atropina actúa directa o indirectamente sobre la retina o la esclera, inhibiendo el adelgazamiento o el estiramiento de la misma, y por lo tanto el crecimiento del ojo. Los estudios han demostrado algún efecto clínico sobre la desaceleración de la progresión de la miopía en los niños. Los Estudios de Atropina para el Tratamiento de la Miopía (ATOM 1 y 2) fueron ensayos controlados, aleatorizados, a doble ciego, con placebo, cada uno con 400 niños de Singapur. El estudio ATOM1 sugirió que las gotas de atropina al 1% cada noche en un ojo durante un período de 2 años disminuyó la progresión miópica en un 77% y redujo la elongación de la longitud axial (aumento de longitud de 0.39 mm en controles versus ningún crecimiento en el grupo con atropina). El estudio ATOM2 demostró una dosis respuesta relacionada con la atropina al 0.5%, 0.1% y 0.01% disminuyendo la progresión de la miopía en un 75%, 70% y 60% aproximadamente, con cambios en la refracción durante 2 años de 0.30D, 0.38D y 0.48D, respectivamente. Sin embargo, cuando se detuvo la instilación de la atropina, se observó un rebrote de la miopía, con un rebrote que fue mayor en los niños que anteriormente recibían dosis más altas. Esto dio como resultado que la progresión de la miópia fue significativamente más baja en niños asignados previamente al grupo de 0.01% a los 36 meses comparando con los grupos al 0.1% y 0.5%. Los niños más pequeños y aquellos con una mayor progresión miope en primer año tenían más probabilidades de requerir un nuevo tratamiento. Al cabo de 5 años, la progresión de la miopía se mantuvo más baja en el grupo con atropina al 0.01%. Se estimó que, en general, la atropina 0,01% desaceleró la progresión de la miopía en al menos 50%. La eficacia de la dosis más baja de atropina ha sido corroborada por estudios de cohortes Taiwaneses. Sin embargo, puede haber niños que son pobres respondedores a la atropina. En ATOM1, el 12.1% de los niños (más jóvenes, con una miopía más alta y una mayor tendencia a la progresión miópica) tuvieron una progresión de la miopía de más de 0,5 D después de 1 año de tratamiento con atropina 1%. La Atropina al 0.01% causó una dilatación mínima de la pupila (0,8 mm), una pérdida mínima de acomodación (2-3 D) y ninguna pérdida visual cercana comparada con dosis más altas. Los niños con atropina al 0.01% no necesitaron lentes progresivos adicionales.

 Conclusiones: La atropina a dosis de 0,01% parece ofrecer una relación riesgo-beneficio apropiado, sin efectos secundarios clínicamente significativos y una reducción razonable y clínicamente significativa del 50% en la progresión de la miopía.

Las lentes de contacto de ortoqueratología también parecen ralentizar la elongación de la longitud axial, pero la queratitis infecciosa es un riesgo.

Las lentes de desenfoque periféricas en forma de anteojos o lentes de contacto pueden tener un papel en disminuir la velocidad de la progresión miópica en un subconjunto de niños y ayudar a nuestra comprensión del control fisiológico de los ojos crecimiento.

Aumentar la exposición a la luz del día y reducir los períodos intensos de trabajo cercano puede ser útil.

Referencias seleccionadas:

  1. Saw SM, Katz J, Schein OD, et al. Epidemiology of myopia. Epidemiol Rev. 1996; 18:175–187.
  2. Saw SM, Carkeet A, Chia KS, Stone RA, Tan DT. Component dependent risk factors for ocular parameters in Singapore Chinese children. Ophthalmology. 2002; 109:2065–71.
  3. Saw SM, Tong L, Chua WH, Chia KS, Koh D, Tan DT et al. Incidence and progression of myopia in Singaporean school children. Invest Ophthalmol Vis Sci 2005; 46: 51–57
  4. Chua WH, Balakrishnan V, Chan YH, et al. Atropine for the treatment of childhood myopia. Ophthalmology. 2006; 113:2285–91.
  5. Chia A, Chua WH, Cheung YB, et al. Atropine for the treatment of childhood myopia: safety and efficacy of 0.5%, 0.1%, and 0.01% doses (ATOM2). Ophthalmology 2012;119:347–54.
  6. Chia A, Chua WH, Li W, et al. Atropine for the treatment of childhood myopia: changes after stopping atropine 0.01%, 0.1% and 0.5% (ATOM2). Am J Ophthalmol 2014;157:451–7.
  7. Chia A, Lu QS, Tan D. Five-Year Clinical Trial on Atropine for the Treatment of Myopia 2: Myopia Control with Atropine 0.01% Eyedrops . Ophthalmology. 2016 Feb;123(2):391-9
  8. Cheng D, Woo GC, Drobe B, Schmid KL. Effect of bifocal and prismatic bifocal spectacles on myopia progression in children: three-year results of a randomized clinical trial. JAMA Ophthalmol. 2014 Mar;132(3):258-64.
  9. Gwiazda JE, Hyman L, Everett D, Norton T, Kurtz D, Manny R. Five-year results from the correction of myopia evaluation trial (COMET). Investigative Ophthalmology and Visual Science 2006;47: E–abstract 1166.
  10. Katz J, Schein OD, Levy B, et al. A randomized trial of rigid gas permeable contact lenses to reduce progression of children’s myopia. Am J Ophthalmol. 2003; 136:82–90.
  11. Charm J, Cho P. High myopia-partial reduction ortho-k: a 2-year randomized study. Optom Vis Sci. 2013;90(6):530–9.
  12. Cho P, Cheung SW. Retardation of myopia in Orthokeratology (ROMIO) study: a 2-year randomized clinical trial. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2012;53(11):7077–85.
  13. Mutti D, Sinnott L, Mitchell G, et al. Relative peripheral refractive error and the risk of onset and progression of myopia in children. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2011;52:199 –205
  14. Sankaridurg P, Donoval L, Varnas S, Ho A, Chen X, Martinez A et al. Spectacle lenses designed to reduce progression ofmyopia:12 month results. Optom Vis Sci 2010;87(9): 631–41.
  15. Adler D, Millodot M. The possible effect of undercorrection on myopic progression in children. Clin Exp optom. 2006;89(5):315–21.

En la Semana del Prematuro 2017 difundimos el decálogo de los 10 derechos de los niños prematuros .

Para que estén presentes siempre todos los derechos juntos , para ofrecerles a estos niños cuidados de salud con CALIDAD y SEGURIDAD.

La ROP, Retinopatía  del Prematuro ,es la principal causa de ceguera en la infancia .

Pero además de ROP , los bebés prematuros pueden sufrir alteraciones en la visión por muchas otras causas : alteraciones neurologicas , estrabismo , Miopia , glaucoma ,etcétera

Por esto SAOI promueve las acciones de prevención y atención de los prematuros , conjuntamente con la SAP .

prematuro

 

SOCIEDAD DE OFTALMOLOGIA PEDIÁTRICA DE LATINO AMERICA

SOPLA RECOMENDACIONES VIRUS ZIKA 2017

> Guía práctica clínica de ROP: http://gruporopargentina.blogspot.com.ar/

> Información sobre Ambliopía para padres

¿Qué es la ambliopía?

  La ambliopía es la mala visión en uno o ambos ojos debido a una falla en el desarrollo visual en los primeros años de vida. Puede ser irreversible si no es tratada en forma oportuna.

¿Es común la ambliopía?

La ambliopía es la causa más común de discapacidad visual en la niñez. La padecen  2 a 3 de cada 100 niños.

¿Cuáles son las causas de  ambliopía?

Los vicios de refracción (OJOS DESENFOCADOS miopía, hipermetropía, astigmatismo), estrabismo (OJOS TORCIDOS), opacidades de los medios transparentes del ojo (catarata congénita, opacidades de la córnea)

¿Cuáles son los síntomas?

Suele pasar inadvertida .Los niños que la padecen no presentan ningún síntoma.

Es necesaria una evaluación oftalmológica periódica, durante los primeros años de vida, para diagnosticarla.

¿A quién puede afectar?

Todos los niños pueden ser afectados. El riesgo aumenta en los prematuros en las enfermedades genéticas  y si hay antecedentes familiares de afecciones oculares.

¿Cuándo y cómo  se trata la ambliopía?

 El tratamiento de la ambliopía es más efectivo cuando se hace antes de los 7 años de edad.

Se basa en la corrección de la patología que impide el desarrollo visual del ojo comprometido por medio de anteojos o cirugía, asociado a la Oclusión  del ojo sano para potenciar su estimulación.

Recuerde

La ambliopía es la principal causa de disminución visual en niños.

Puede producir discapacidad visual permanente si no se trata a tiempo.

No produce síntomas.

Puede prevenirse por medio de controles oftalmológicos periódicos en los primeros años de vida

El tratamiento es más efectivo si se aplica en edad preescolar.

El tratamiento oclusivo con parches oculares es el de mayor eficacia junto al tratamiento de la causa desencadenante.

 

> OROPAR ( Oftalmo-ROP Argentina) . Subcomision CAO/SAOI.

Nuestra Historia , por qué OROPAR ?

Por Dra Patricia Larcher *

*Hospital Ramón Carrillo , Santiago del Estero . OROPAR

Nombrar en forma individual a los pioneros, los maestros , los que nos precedieron destacables en Buenos Aires, Cordoba, Rosario, Mendoza, San Juan, Chaco, Tucumán, Santiago del Estero,…..

Me llevaría a cometer el error de omitir alguno, todos debieron superar numerosos obstáculos , desde la idiosincrasia en las Neonatologías cuando el avance y sobrevida de prematuros traía de la mano un nuevo problema :la ceguera por ROP, entender que la prevención de la misma era un trabajo en equipo y que debía tener continuidad en muchos aspectos sobre todo oftálmologico. Muy distinto era también el trabajo de pocos oftalmólogos en el interior del País con pocos elementos y recursos humanos para detección y tratamiento, quienes terminaban la mayoría de las veces derivando al hospital Garrahan para concretar tratamientos qué en muchas oportunidades por tramites burocráticos terminaban en oportunidades perdidas, muchos cargamos con este dolor y en soledad, por falta de apoyo de la autoridades de cada lugar del País porque un nacido vivo llenaba una estadística, la ceguera era secundaria porque para muchos lo que no duele no interesa  y lo que no interesa no se resuelve ; estábamos solos en el campo de batalla aún así muchos niños a lo largo y ancho del país conservan la visión por nuestro trabajo

EL ESPIRITU DEL ROPERO es esa llama lo que nos permite continuar . Es así qué desde hace algunos años en cada reunión del grupo No ROP de Maternidad e Infancia de Nacíon , comenzamos a reunirnos todos los Oftalmologos referentes de ROP con los mismos problemas ya que, no es una subespecialidad, redituable no interesa a ninguna industria, laboratorio , estamos desprotegidos legalmente, al ser pocos trabajamos tiempo extra , entre otras, UNIRNOS fue la meta para no sentirnos solos y generar un nuevo espacio FEDERAL, y asi  fuimos armando y concretando este grupo con apoyo y solidez en entidades madres ; somos una subcomisión del CAO, contamos con el apoyo de la SAOI, y la SPROP. A través de CAO y SAOI ( y el convenio SAP SAOI) buscando apoyo de OPS OMS .

Estamos trabajando sobre normas, consentimientos informados, formando comisiones para trabajos de investigación, se trabaja con imágenes digitales , su aplicación y aprobación como herramienta de interconsulta y como parte de la historia clínica que se pretende sea única para todo el país a través de la Telemedicina Smartphone ,buscamos  entusiasmar  a jóvenes oftalmólogos para que nos acompañen en esta tarea, revalorizar nuestros aranceles y fuente de trabajo, interactuar con otros paises…., nos falta mucho pero ya tenemos identidad y unión, conformamos OROPAR, sin, ser vanidosos, ORO por nuestro valioso trabajo en prevención de ceguera y PAR por ser un conjunto de fuerzas, iguales , buscando un fin común.

Voy a tomar las palabras de una pionera en Rop  de La Plata Dra, Marta Galán , que durante muchos años trató por distintos medios de concretar esto que hoy logramos en el trabajo en ROP: “debemos convertirla en un tema atractivo para Universidades, Sociedades, Fundaciones, etc y buscar con su apoyo y el de las ciencias básicas ,el camino para reducir el riesgo de ROP y las secuelas visuales del nacimiento prematuro. Debemos liderar este cambio si queremos dar el salto de calidad que han logrado por ejemplo Brasil, Mexico y Chile. Tengo la esperanza de que este grupo se proponga esta meta porque solo así los beneficios de nuestro trabajo nos trascenderán a todos.

image1    image2    image4

image7    image3

image5    image6

 

> ¿Qué es un hemangioma?

El hemangioma es un tumor no canceroso (benigno) causado por un crecimiento anormal de vasos sanguíneos. Los hemangiomas pueden crecer en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en la cara y en el cuello. Si bien ya pueden estar presentes en el momento del nacimiento, los hemangiomas aparecen más a menudo durante los primeros seis meses de vida.

Existen dos tipos de hemangiomas:

Hemangioma capilar: se produce en las capas externas de la piel. A menudo es llamado “fresa” o “marca” de nacimiento.

Hemangioma cavernoso: crece en las capas más profundas de la piel o alrededor de los ojos.

Los hemangiomas capilares pueden aparecer en los párpados, en la superficie del ojo (conjuntiva), o en su órbita. Cuando esto sucede, el hemangioma puede interferir con el desarrollo normal del ojo, causando posibles problemas en la visión incluyendo ambliopía y glaucoma.

Los hemangiomas desaparecen gradualmente con el tiempo. La mitad de los hemangiomas desaparecen alrededor de los cinco años de edad, y en un 90 por ciento de los afectados desaparece hacia los nueve años de edad.

Causas del hemangioma

Se desconoce la causa exacta de un hemangioma capilar.

¿Quién está en riesgo de desarrollar un hemangioma?

Los hemangiomas son más frecuentes en bebés de origen caucásico.

Las mujeres son tres veces más propensas a desarrollar hemangiomas que los varones. Los bebés prematuros están en mayor riesgo de desarrollar hemangiomas.

Síntomas del hemangioma

Los hemangiomas capilares suelen aparecer durante los primeros seis meses de edad. Pueden crecer como una lesión elevada roja o rojiza y púrpura en la piel, o como una lesión grande con vasos sanguíneos visibles. Por lo general, los padres notan una mancha que crece en tamaño y color en la piel del bebé.

Los hemangiomas que afectan al ojo pueden causar problemas oculares graves. Si el hemangioma es grande y no es controlado, puede causar ambliopía, (un desarrollo pobre de la visión), conocida también como “ojo vago”. Si el hemangioma afecta al ojo en sí, la lesión puede causar un aumento en la presión ocular y desarrollar glaucoma. Los hemangiomas en la órbita ocular también pueden presionar el nervio óptico, causando una atrofia del mismo; que puede ocasionar pérdida de la visión.

Diagnóstico y tratamiento del hemangioma

Su oftalmólogo puede diagnosticar hemangiomas basándose en su apariencia. Exámenes complementarios normalmente no son necesarios, puede evaluarse con eco doppler de la lesión.

El tratamiento de un hemangioma depende de su ubicación, su tamaño y la gravedad de la lesión, y si está causando problemas en la visión. No todos los hemangiomas tienen que ser tratados, aunque los hemangiomas cercanos a los ojos deben ser monitoreados para asegurarse de que no causen problemas en la visión.

Esteroides para el tratamiento de hemangioma

Si un hemangioma está causando problemas de visión, existen varias opciones de tratamiento disponibles. Drogas con esteroides son usadas a menudo para tratar los hemangiomas. Los esteroides hacen que los vasos sanguíneos del hemangioma se reduzcan en tamaño. Pueden administrarse por vía oral, ser inyectados directamente en el tumor, o aplicarse a su superficie. Algunos posibles efectos secundarios de los esteroides (poco usuales si se hace un seguimiento de cerca), incluyen retraso en el crecimiento físico, cataratas y glaucoma.

Tratamiento del hemangioma con propranolol

El propranolol es un medicamento que causa menos efectos secundarios que los esteroides. Se puede tomar oral o aplicarse tópico si el hemangioma es pequeño y delgado. Ya que el propranolol puede afectar el ritmo cardíaco y la presión arterial, un seguimiento cuidadoso al inicio del tratamiento es a veces necesario y puede incluir un breve ingreso al hospital.

Tratamiento del hemangioma con láser

En ocasiones, un tratamiento con láser puede ser utilizado en hemangiomas superficiales para prevenir su crecimiento, disminuir su tamaño o aclarar su color. La cirugía para extirpar hemangiomas generalmente se reserva para hemangiomas pequeños y bien definidos que se encuentran bajo la superficie de la piel. La mayoría de hemangiomas al rededor del ojo (orbital) no requieren intervención, a menos que crezcan hasta un punto en que estén ejerciendo presión sobre el nervio óptico o desplacen al ojo.

Visite nuestro Facbook >  https://www.facebook.com/SaoiOficial/ 
Consentimientos informados en oftalmopediatría >  https://oftalmologos.org.ar/herramientas/consentimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website