Patologías frecuentes

RETINOPATÍA DEL PREMATURO (ROP)

Es una enfermedad ocular provocada por una alteración de la vasculogénesis de la retina, que puede alterar su desarrollo normal y producir la pérdida total o parcial de la visión. Es la principal causa de ceguera en la infancia, tanto en los países de alto ingreso como en aquellos de medio y medio/alto, como la Argentina.

Afecta únicamente a los niños prematuros y especialmente a aquellos menores de 1500 g de peso al nacer (PN) y/o menores de 32 semanas de edad gestacional (EG). También puede presentarse en prematuros de mayor PN y EG, los que se denominan “casos inusuales” (CI). La ROP se presenta en neonatos con evolución neonatal complicada por factores de riesgo tales como: la administración de oxígeno (O2) inadecuadamente controlada, falta de maduración pulmonar con corticoides prenatales, restricción del crecimiento intrauterino (RCIU), desnutrición postnatal, sepsis y transfusiones sanguíneas.

La ROP puede prevenirse, en la mayoría de los casos, en Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) que cuenten con infraestructura adecuada y suficiente personal capacitado, que realice un correcto manejo de conductas perinatales y que controle los factores de riesgo mencionados (prevención primaria).

El diagnóstico oftalmológico en el momento adecuado a través de la pesquisa sistemática y el tratamiento oportuno mejoran el pronóstico visual de los niños con diagnóstico de ROP (prevención secundaria). Finalmente, los niños que se curan con secuelas (baja visión o ceguera) deben acceder tempranamente a programas de rehabilitación que faciliten su inserción social (prevención terciaria).

La gravedad de la evolución de la ROP está inversamente relacionada con el peso y la edad gestacional de los RN Prematuros y directamente relacionada con la presencia de los factores de riesgo. Sin prevención, diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado, la enfermedad presentará tres evoluciones posibles: remisión espontánea con carencia de signos y síntomas; disminución de la agudeza visual por cicatrices retinianas diagnosticadas en controles oftalmológicos de la niñez; ceguera o disminución grave de la visión ante la presencia de un desprendimiento total o parcial de la retina.

En Octubre de 2002, desde el Comité de Estudios Fetoneonatales (CEFEN) de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), se realizó el primer relevamiento de la situación con alcance nacional que detectó: escaso conocimiento de la patología por parte de los profesionales, información disponible incompleta, problemas en la capacidad resolutiva de los servicios de neonatología (baja calidad del cuidado neonatal, administración no controlada del O2, etc.) y de oftalmología (escasos oftalmólogos capacitados, falta de equipamiento, inaccesibilidad al tratamiento, etc.) y elevada frecuencia de ROP severas y de casos inusuales con marcadas diferencias entre centros asistenciales.

En el año 2007 se sancionó la Ley Nacional Nº 26.279 “Régimen para la detección y posterior tratamiento de determinadas patologías del recién nacidos”, que hace obligatoria la pesquisa y tratamiento de la ROP, junto a enfermedades metabólicas congénitas, Chagas y Sífilis. En el año 2010, se creó el “Programa Nacional de Prevención de la ceguera en la Infancia por ROP”, por Resolución Ministerial y se solicita a las provincias adherirse al mismo.

Más información disponible en: AAO- tutorial de ROP, por Paul Chan y Michael Chiang

https://aao-resources-enformehosting.s3.amazonaws.com/resources/Pediatrics_Center/ROP-Training/index.html