De interés profesionalNovedades

ZIKA

Recomendaciones  de la Sociedad de Oftalmología Pediátrica  Latinoamericana   (SOPLA) para manejo oftalmológico  de pacientes pediátricos con sospecha de contaminación  por virus de Zika y pacientes recién nacidos con microcefalia*. 1. En bebés con diagnóstico presuntivo o confirmado de microcefalia se requiere al menos un examen oftalmológico bajo MIDRIASIS  con oftalmoscopia  INDIRECTA con el objetivo de detectar lesiones oculares atróficas, maculares o periféricas similares a colobomas,  moteados difusos en epitelio pigmentario de retina y alteraciones de nervio óptico. 2.   Se deben revisar a todos los bebés cuya madre tenga sospecha de contaminación por Zika  (rash cutáneo,  fiebre, artralgia) 3.   Si hubieran lesiones en la mácula o daño cerebral, el bebé tendrá baja visión y deberá ser referido a  rehabilitación visual e  intervención precoz. 4.   Se recomiendan examen de refracción en los primeros 6 meses, y evaluación de visión y estrabismo en el primer año de vida. 5.   Los bebés con o sin lesiones oculares por virus del Zika se revisan cada 6 meses por dos años. 6.   Debido a que no se conoce el grado de contaminación  por lágrima se requiere protección del personal de salud y esterilización del equipo para  realizar la revisión. 7.   Hacer el reporte de los casos con hallazgos oculares para SOPLA para control epidemiológico  y  para  la  Secretaria de Salud Ocular de su Ciudad. 8.   Difundir las recomendaciones a las sociedades de Pediatrla, Ginecología, Neurología. (*actualizado en agosto de 2017)